jueves, 5 de enero de 2017

Reseña: Saga Covenant, Jennifer L. Armentrout

Reseña:

Saga Covenant

Jennifer L. Armentrout


#0.5
DAIMON
Durante tres años, Alexandria ha vivido entre mortales, intentando ser como ellos y tratando de olvidar la misión que debía cumplir por ser una hija de un mortal y un semidios. Con diecisiete años ha aceptado ya que es algo fuera de lo común para los estándares mortales… y que nunca estará preparada para su misión. Según su madre, es algo bueno.
Pero como cada descendiente de los dioses sabe, el Destino no es algo de lo que te puedas librar. Un ataque horrible fuerza a Álex a volar a Miami para intentar encontrar la forma de volver al lugar que su madre avisó de que nunca debía volver —el Covenant.
Cada paso que la acerca a la seguridad es un paso más hacia la muerte… porque la persiguen aquellas criaturas para las que fue entrenada para matar.
Los daimons la han encontrado.



#1
MESTIZA
¿Serías capaz de matar a quien amas?
Los Hematoi provienen de la unión entre dioses y mortales; y los hijos de dos Hematois de sangre pura tienen poderes divinos. En cambio, los hijos de Hematois y mortales, no.
Los mestizos solo tienen dos opciones: entrenar para ser centinelas, cazando y matando Daimons, o convertirse en sirvientes en las casas de los puros. Alexandria prefiere arriesgar su vida luchando antes que limpiar retretes, aunque de todas formas, puede que termine en los barrios bajos.
Hay reglas muy estrictas que los estudiantes del Covenant deben seguir. Álex tiene problemas con todas, pero especialmente con la regla número 1:«Las relaciones entre pura sangre y mestizos están prohibidas».
Por desgracia, Álex se siente atraída por Aiden, un pura sangre irresistible. Aunque enamorarse de Aiden no es su mayor problema; mantenerse viva hasta su graduación en el Covenant y llegar a ser centinela sí lo es. Si no cumple con su deber, se enfrentará a un futuro peor que la muerte o la esclavitud: se convertirá en un Daimon y Aiden será su cazador. Y eso, no es nada bueno.



#2
PURO
Está la necesidad. Y luego está el Destino.
Estar destinada a convertirse en un enchufe sobrenatural no es precisamente algo genial, especialmente cuando la “otra mitad” de Alexandria la sigue allá donde va. Y que, además, Seth aparezca en su sala de entrenamiento, al salir de las clases y también en la puerta —o ventana— de su dormitorio, definitivamente no es nada genial.
Aunque su conexión tiene algunos beneficios, como alejar las pesadillas que envuelven lo ocurrido con su madre, no tiene efecto alguno sobre los sentimientos prohibidos que tiene Álex por el puro Aiden. Ni sobre qué va a hacer —y sacrificar— él por ella.
Cuando los daimons se infiltran en los Covenants y atacan a los estudiantes, los dioses envían a las furias, diosas menores con la función de erradicar cualquier amenaza para los Covenants y el resto de los dioses, incluyendo al Apollyon y a Álex. Y si eso y las hordas de monstruos chupadores de éter no fueran suficiente, una amenaza misteriosa parece dispuesta a hacer cualquier cosa por neutralizar a Seth, incluso si eso supone forzar a Álex a la servidumbre o matarla.



#3
DEIDAD
Alexandria no está muy segura de si llegará a su dieciocho cumpleaños, a su Despertar. Una orden de fanáticos ya olvidada quiere matarla y, si el consejo descubre lo que realmente ocurrió en las Catskills, todo habrá terminado para ella… y también para Aiden.

Por si eso no fuera suficiente, a medida que Seth y Álex pasan tiempo «entrenando» —que realmente es el eufemismo con el que Seth define estar muy cerca y mucho contacto cuerpo a cuerpo— otra marca del Apollyon aparece en su cuerpo, dejándola, antes de lo esperado, más cerca de Despertar.
A medida que su cumpleaños se acerca, todo su mundo se resquebraja ante una sorprendente revelación, dejándola atrapada entre el amor y el destino. Uno hará todo lo posible para protegerla. El otro ha estado mintiéndole desde el principio.
Ahora que los dioses se han dejado ver, desatando su ira, muchas vidas cambiarán de forma irrevocable… o serán destruidas. Aquellos que sigan en pie podrán descubrir si el amor es realmente más fuerte que el destino…




#3.5
ELIXIR
Aiden St. Delphi hará lo que sea para salvar a Alex.
Incluso si eso significa hacer la única cosa por la que jamás podría perdonarse.
Incluso si eso significa hacer la guerra contra los dioses.



#4
APOLLYON
No puedes encararte con el destino… y, ahora, tampoco con Álex.
Ella siempre ha temido dos cosas: perderse a sí misma en el Despertar y que le den el Elixir, pero el amor siempre ha sido más fuerte que el destino y Aiden St. Delphi está dispuesto a declararles la guerra a los dioses —y a la propia Álex— para conseguir que vuelva a ser ella.Los dioses han matado a miles de personas y podrían destruir ciudades enteras en su intento de evitar que Seth consiga el poder de Álex y se convierta en el Asesino de Dioses. Pero romper la conexión entre Álex y Seth no es el único problema; hay algunas lagunas en la teoría de «un Apollyon no puede ser destruido» y la única persona que puede detener la destrucción absoluta está muerta desde hace siglos.
Abrirse paso a través de las barreras que guardan el Inframundo, buscar un alma entre millones y, de alguna manera, volver será bastante duro. Álex puede conseguir evitar que Seth se convierta en Asesino de Dioses… o puede terminar siéndolo ella.



#4.5
THE ONE & ONLY
Una historia de Deacon y Luke.










#5
CENTINELA
Mientras el mundo mortal lentamente se desliza hacia el caos de la especie divina, Alexandria Andros debe sobreponer una impresionante derrota que la ha dejado perturbada y dudosa de sus habilidades para terminar esta guerra de una vez por todas.
Y con todos los obstáculos entre Alex y su felices-por-siempre con el impresionante Aiden St. Delphi, ahora deben de confiar en un enemigo letal mientras viajan dentro de las profundidades del Tártaro para liberar uno de los dioses más peligroso de todos los tiempos.
En el impresionante clímax lleno de acción de la bestselling Serie Covenant, Alex debe enfrentar una terrible decisión: la destrucción de todo y todos a los que ama... o el final de sí misma.






Reseña

Si en una librería nos dirigimos a la sección de literatura juvenil y de fantasía, podemos encontrar cantidad de novelas y libros inspirados en la mitología griega, los dioses del Olimpo y los titanes del Tártaro. Me vienen a la cabeza “Aprendiz de Diosa” de Aimée Carter, una saga encantadora y llena de romanticismo que me encantó; “Los héroes del Olimpo” y “Percy Jackson y los Dioses del Olimpo” de Rick Riordan, que me gustó pero, tras leer un par, el resto me parecieron más de lo mismo; la trilogía “Predestinados (El despertar)” de Josephine Angelini, con una historia de amor preciosa y cambios radicales en el argumento; en fin, un montón. Zeus, Hera, Hades, Poseidón, Caronte… todos aparecen como protagonistas o personajes secundarios y, en todos los casos, son los semidioses o los mortales quienes tienen que arreglar sus chapuzas. Y ésta saga no es muy diferente, pero a la vez, sí lo es.

En primer lugar, tengo que decir que, como declarada adoradora de Jennifer L. Armentrout y su magia para protagonizar todas sus publicaciones con tíos extremadamente calientes –una prueba de ello son los hermanos Gamble (serie con el mismo nombre), los hermanos Black (saga Lux), Roth o Zayne (saga The Dark Elements), Ren Owens (saga Wicked), Kyler (saga Frigid), Cameron Hamilton (saga Wait for You)…-, pocas cosas negativas vais a leer, por lo que si sois del tipo pesimista, buscad otra reseña. Para los que no estéis dentro del grupo mencionado anteriormente, estoy absoluta y completamente segura de que Covenant os va a gustar tanto o más que a mi.

Alexandria “Álex” Andros es una chica complicada de narices, con una personalidad tan compleja que, si los cubos de rubick tuvieran consciencia, envidiarían. Y, ¿cómo no?, solo un profesional en la materia puede entenderla y quererla tal y como es, el único e inigualable Aiden St. Delphi. Ella toma las decisiones de manera precipitada guiada por la pasión, mientras que él estudia todas las opciones antes de decidirse por la mejor. Ella nació sin un filtro cerebro-boca, y él solo habla en ocasiones contadas cuando es imprescindible. De verdad, si alguien necesita un ejemplo más claro de que los opuestos se atraen, que deje un comentario y ya me ocuparé yo de hacerle cambiar de opinión. Pero ambos tienen algo en común: harán lo imposible el uno por el otro.


Y ese, señoras y señores, es uno de los factores que hace estos libros tan divertidos y amenos para el lector. Las bromas, las peleas, los comentarios impertinentes y los castigos están presentes en cada página, así como escenas de lo más dulces y muestras de amistad la mar de divertidas. Añádele a ésta pareja una archienemiga a la moda, un mejor amigo con ideas locas, un hermano alcohólico-divertido y otro Apollyon rubio guapísimo, y tenemos al club de los más-de-cinco perfecto.

Además, si eres como yo –loca, adicta al chocolate, perdidamente desordenada y con recaídas psicóticas cada vez que alguien dice que no le gusta leer-, estarás encantad@ al saber que, aunque la historia de Aiden y Álex acaba, la de Seth continúa en la saga Titan, cuyos PDF’s podrás encontrar AQUÍ y, en un futuro no muy lejano, tal vez una reseña.


Citas 

“El amor es una criatura salvaje e imprudente. No se puede planificar o eliminar. No puede ser controlado. El amor pude coexistir con el destino, o pude deshacerlo. El amor es la única cosa más poderosa que el destino.”
“-¿De qué te escondes? –No lo sé. ¿De todo? –Es un plan genial.”
“Agapi mou, zoi mou (Mi amor, mi vida).”
“Las emociones que son forzadas siempre terminan en tragedia.”
“¿Es el síndrome pre-menstrual o algo así? Porque tus cambios de humor me están matando.”
“-¿Sabes lo que voy a hacerte? -Bla. Bla. Vas a matarme. Bla, bla. Ya lo sé.”
“Y él esperaría por mí, así como yo esperaría para siempre un día por él.”
“Este pánta mou (Tú eres mi todo).”